Galletas, Videos

Estas galletas integrales son las galletas que me suelo preparar cuando vengo de entrenar para recuperar fuerzas más rápidamente. El sabor de las pepitas de calabaza es inconfundible y le aporta un toque muy original y mucha energía.

100 g de pepitas de calabaza aportan casi 25 g de proteínas. Tantas proteínas o más que la misma cantidad de carne o pescado

Ingredientes

  • 225 g de harina integral de trigo
  • 100 g de mantequilla sin sal
  • 125 g de azúcar moreno
  • 50 g de copos de avena
  • 1 huevo grande
  • 30 g de pepitas de calabaza

Preparación

Poner la mantequilla a temperatura ambiente en el bol y batir con la batidora de mano.  Añadir el azúcar moreno y mezclar. Añadir el huevo y seguir batiendo hasta que se integre. Añadir la harina, bajar un poco la velocidad y mezclar bien hasta formar una masa homogénea. Incorporar a la masa los copos de avena y mezclar bien con la ayuda de una espátula. Finalmente añadir las pepitas de calabaza y repetir la operación. Es momento de poner a precalentar el horno a 180ºC. Disponer unas pequeñas bolas (del tamaño de una nuez) formadas con la masa en un papel vegetal sobre una bandeja de horno. Presionar con la mano sobre las bolas para darle forma de galleta, no os preocupéis por darles una forma perfecta pues quedan mejor si son un poco irregulares.

Hornear a 180ºC durante 12 minutos.

Una vez horneadas poner las galletas sobre una rejilla para que se enfríen bien. Disfrutar de estas galletas con un buen café con leche para la merienda.

Con estos ingredientes te saldrán unas 24 galletas aproximadamente

Comparte
Tartas, Tartas Geek, Videos

Minecraft es un juego en el que puedes construir lo que quieras a base de cubos. Se ha convertido en un fenómeno en internet y muy poca gente no sabe lo que es pues se ha popularizado una barbaridad. Seguramente conoceréis al más malo de los enemigos: el creeper. Es un ser que se aproxima silenciosamente y cuando menos te lo esperas estalla destruyéndolo todo a su alrededor.

IMG_4000

La tarta lleva bizcocho de chocolate y abundante ganache de chocolate. Está toda cubierta y decorada con fondant. Este tipo de tarta tiene bastante dificultad por lo complicado que resulta dejar las aristas del cubo rectas pero el resultado es espectacular. Creo que lo mejor es que veas el vídeo donde intento explicar de la mejor manera posible cómo hacer este tipo de tarta.

Te recomiendo seguir paso a paso mis instrucciones y conseguirás un acabado perfecto en tus tartas de fondant. Me gustaría que me comentarais aquí en el blog o en mi canal de YouTube si ponéis en práctica esta técnica y os resulta útil el vídeo. Espero que os guste.

Comparte
Tartas, Videos

La tarta Tatín es muy peculiar porque se hace “al revés”, es decir, con la fruta abajo y la masa arriba. Una vez horneada y aún caliente se le da la vuelta. Es una tarta que resulta ideal acompañada de una bola de helado de vainilla.

Ingredientes

para la masa

  • 180 g de harina de trigo
  • 100 g de mantequilla sin sal muy fria
  • 40 ml de agua
  • 30 g de azúcar
  • una pizca de sal

ingredientes para el relleno

  • 500 g de albaricoques sin hueso (no los uses muy maduros que soltaran mucha agua)
  • 30 g de mantequilla sin sal

ingredientes para el caramelo líquido

  • 200 g de azúcar
  • 50 ml de agua
  • unas gotitas de zumo de limón

Preparación:

para la masa

En el bol de muestra batidora ponemos la harina, la mantequilla, el azúcar y la pizca de sal, empezamos a mezclar hasta conseguir una harina gruesa, después añadimos el agua y mezclamos hasta que empiece a formarse una masa, cuando ya no se pegue a las paredes la sacamos del bol, terminamos de amasar a mano, formamos una bola y la envolvemos en film y la meteremos en la nevera 15 minutos.

para el caramelo líquido

Ponemos a calentar un cazo en el fuego, cuando esté caliente poner el azúcar y añadir el agua, poner a fuego medio y dejar hasta que empiece a tostar el azúcar, cuando esté un poco tostado añadimos las gotitas de zumo de limón, cuando tenga un tono dorado lo vertemos sobre el molde y repartimos bien.

para el relleno

Colocamos los albaricoques con la piel hacia abajo en el molde sobre el caramelo, cubrimos bien todos los huecos, ponemos encima pedazos de mantequilla.

Estiramos la masa que teníamos entre dos papeles vegetales hasta que tengamos el diámetro del molde, en este caso el mío mide 23 cm, la ponemos sobre los albaricoques y metemos los excesos de masa entre el borde del molde y los albaricoques.

Hornearemos a 200ºC durante 20 minutos, pasado ese tiempo dejar enfriar unos minutos y desmoldar enseguida para que el caramelo no se vuelva a enfriar.

Esta tarta la consumiremos en el día y se come genial estando tibia y  acompañada con una bola de helado de vainilla.

Comparte