Cómo hacer Croissants

En la última feria de repostería que visité me compré el libro Bolleria: Hecha en casa con el sabor de siempre de Xavier Barriga. Aunque yo ya sabía preparar croissants, me encantó lo bien que está explicado el proceso de plegado en este libro. Antes de utilizar esta técnica no los plegaba bien y la punta se quedaba abierta formando como una trompa de elefante que no queda nada muy estética (aunque los croissants seguían estando deliciosos).


En muchas ocasiones cuando se habla de croissants enseguida los asociamos con la masa de hojaldre. Sin embargo, a la masa que he utilizado para hacer estos croissants se le denomina "masa hojaldrada fermentada"
Con este tipo de masa no solo podemos hacer croissants, también podemos preparar napolitanas y muchísimas cosas más.
En el vídeo he tratado de explicar lo mejor que he podido la técnica de plegado. Me ha resultado una tarea muy difícil pues me he impuesto hacer vídeos muy cortos y al ser la técnica bastante elaborada no ha sido fácil comprimirla en tan solo cinco minutos.


Ingredientes:
  • 250 g de harina de fuerza
  • 250 g de harina de trigo
  • 10 g de sal
  • 40 g de azúcar
  • 250 ml de agua muy fría
  • 25 g de levadura prensada
  • 280 g de mantequilla sin sal
  • 1 huevo

Preparación:

Poner en el bol de la batidora la dos harinas, la sal, el azúcar y casi toda el agua fría, reservaremos un poco para disolver la levadura.
Mezclar con el accesorio en forma de gancho. Cuando estén los ingredientes integrados añadir el resto del agua con la levadura diluida y continuar amasando. Pasados como 5 o 10 minutos sacar la masa del bol y terminar de amasar a mano hasta obtener una bola lisa. Ponerla en un bol, tapar con film y reservar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Pasado ese tiempo poner un poco de harina sobre la bancada y estirar la masa en forma de rectángulo, ponerla sobre una bandeja, taparla con film y reposar en la nevera durante 2 horas.
Mientras poner la mantequilla entre dos papeles vegetales y con la ayuda del rodillo aplanarla en forma de rectángulo de 1 cm de grosor. Tapar la mantequilla bien con el papel y reservar en la nevera.
Pasadas las dos horas sacamos la masa y la mantequilla de la nevera. Ponemos harina en la bancada  y ponemos el rectángulo de la masa y en el centro ponemos la  mantequilla y plegamos la masa sobre ella primero la parte derecha y luego la izquierda, apretamos bien los bordes y después ponemos la masa en horizontal. Desde el centro primero a la derecha estiramos la masa, y después desde el centro a la izquierda y después en vertical. Plegamos la masa en forma de libro, primero la derecha y luego la izquierda, después tapamos con film y la reposamos en la nevera durante 30 minutos. Estos estirados y plegados de la masa los repetiremos dos veces más, respetando los 30 minutos de reposo en la nevera entre plegados. Después del ultimo reposo en la nevera, sacaremos la masa, estiraremos primero en horizontal y luego en vertical, recortamos los extremos de la masa para dejarla completamente rectangular y recortaremos triángulos. Para hacer el croissant estiramos la punta y aplanamos, hacemos un corte en vertical en la base, y enrollamos la masa.
Lo dejamos levar en un lugar sin corrientes, lo mejor es dejarlo dentro del horno con la puerta cerrada y estando apagado.
Cuando hayan doblado su tamaño los pincelaremos con huevo batido. Hornear a 190ºC durante 25 minutos o hasta que estén doraditos. Recodad que ese tiempo es porque mis croissants son de tamaño grande, si los hacéis mas pequeños estarán horneados en menos tiempo.


Os dejo el enlace al fantástico libro de Xavier Barriga:

Tarta LINE - Bizcocho de yogur cubierto con fondant

Esta tarta la hice para una colaboración con un grupo de canales de Tastemade. La colaboración consistía en hacer postres inspirados en stickers de Line, una aplicación de mensajería instantánea para móviles que se caracteriza por tener un montón de gráficos para expresar emociones (que ellos llaman stickers).


Entre los stickers de Line me decidí por Moon que tiene una cara muy redonda y me venía muy bien para hacer una tarta cubierta de fondant. Tan solo me faltarían los detalles de la cara que los haría también con fondant negro y rosa.

Os pongo la receta y preparación del bizcocho de yogur que fue el escogido para realizar la tarta

Ingredientes:
  • 360 g de harina 
  • 120 g de aceite de girasol
  • 250 g de azúcar
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado
  • 1 yogur natural de 125 g
  • 3 huevos grandes
  • 15 g de polvo de hornear o levadura en polvo

Preparación:

Poner los tres huevos en el bol de nuestra batidora eléctrica y batir, cuando empiecen a espumar añadir el yogur, el aceite, el azúcar y el azúcar vainillado y mezclar. Mientras mezclar la levadura y la harina y añadir poco a poco a la mezcla del bol. Poner la mezcla en el molde forrado (he usado un molde de 20 cm de diámetro) y hornear a 180ºC unos 35 minutos aproximadamente, siempre comprobando con un palillo si esté bien hecho.
Seccionar, poner almíbar para que este mas jugoso, rellenar con ganache de chocolate y decorar a vuestro gusto, en este caso la decoración ha sido el sticker de Line.



Aquí tenéis la "endcard" de todos los vídeos que han participado en esta colaboración. Se trata de una imagen que se pone al final del vídeo donde se enlazan a todos los demás vídeos que han participado, se trata de algo muy habitual en colaboraciones en YouTube. Echad un vistazo y comprobaréis que hay postres de muchísimo nivel.



Bundt Cake de Naranja

Os quiero hablar sobre los Bundt Cakes. Este tipo de postres no están asociados solamente a solo una receta pues tenemos muchísimas, normalmente se trata de un bizcocho compacto, horneado en un molde especial llamado bundt (bundt cake pan)
Se caracteriza por ser un molde de aluminio (aunque también existen en silicona) que suele ser estriado y tiene una columna central que sirve para distribuir mejor el calor en el momento de hornear.
La palabra "Bundt" la registró el fabricante Nordic Ware que para mí son los mejores moldes que existen, eso sí, estad preparados para gastar dinero puesto que son realmente caros, pero vale la pena la inversión.



La receta que os pongo esta inspirada en una que vi en la web de webos fritos pero adaptada a mi gusto ya que me gusta mucho hacer bizcochos con buttermilk.

Ingredientes:
  • 125 g de leche entera
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar
  • 6 huevos
  • 160 g de zumo de naranja recién exprimido
  • ralladura de una naranja
  • 400 g de harina de trigo de todo uso
  • 16 g de polvo para hornear (levadura Royal)
  • Azúcar glas



Preparación:

Primero prepararemos el buttermilk: pondremos la cucharadita de zumo de limón en la leche, removemos y reservamos 10 minutos.
Tamizamos la harina y reservamos.
En el bol del robot ponemos la mantequilla y el azúcar, mezclamos hasta blanquear (aumentar el volumen y que quede blanca)
Después añadir los huevos uno a uno y mezclar, añadir el zumo de naranja y la ralladura, seguir mezclando, añadir el buttermilk y después añadir poco a poco la harina a la que habremos agregado la levadura. Seguiremos mezclando hasta que tengamos una masa homogénea.
Engrasar muy bien el molde del Bundt, yo utilizo spray desmoldeante que a mí me funciona genial, si no tenéis podéis untar bien el molde con aceite de oliva insistiendo mucho en todas las estrías del molde para que no se pegue por ningún lado.
Precalentar el horno a 180ºC, verter la mezcla en el molde, dar unos ligeros golpecitos para que la masa quede bien ajustada.
Hornear a 180ºC durante 45 minutos, calor arriba y bajo, es recomendable hornear sobre la rejilla no sobre bandeja ya que así circulara mejor el calor del horno. Cuando lo saquemos del horno lo dejaremos reposar 10 minutos, eso nos ayudara a poder desmoldar mejor, ya que en ese tiempo reducirá un poco y saldrá más fácilmente.
Seguidamente desmoldar sobre la bandeja elegida y decorar con azúcar glas.


Os pongo unos enlaces a moldes de Nordic Ware en Amazon, no he encontrado el mismo que tengo yo pero los que hay son también muy bonitos.